Mi primera entrada.


Antes de nada, explícanos qué diferencia hay entre un decorador y un arquitecto de interiores.


La población no suele distinguir bien estas dos grandes profesionales.
El trabajo del decorador se centra exclusivamente en decorar los espacios (revestimientos, mobiliario, color…, es decir crean un ambiente agradable con solo la ornamentación),
 Los Arquitectos de interiores incluyendo  lo anterior tenemos competencias para la modificación y la distribución interior como también  estudiamos la acústica, la iluminación, la psicología ambiental del habitáculo para que sea agradable,  gestionamos las licencias, dirigimos y coordinamos la obra, etc.  Y no solo nos dedicamos al interior en el que el diseño del mobiliario es una virtud nuestra. Tambien actuamos en el exterior. Somos paisajistas.

2.     ¿Cómo descubriste que querías ser interiorista?
¡Hace unos años ya de esto! Todo comenzó cuando me inicie en la profesión en el 97 con un familiar en el fabuloso mundo de las reformas.  Me apasionaba ver como en un corto periodo de tiempo un espacio anticuado se transformaba en un lugar agradable. Pero entendí que la profesión de albañil, es una profesión de ejecución y no de creación. Necesitaba saber cómo se establecía el orden en el espacio o como utilizar la luz natural a favor. Por ello inicie los estudios en la Escuela superior de diseño, EASD de Zaramaga.…

3. ¿Hoy como te defines?
Con todo orgullo, albañil de profesión con título superior de 4 años en arquitectura de interiores, un sueño cumplido.
Gracias a esta composición, puedo crear, coordinar y ejecutar cualquier reforma de interior con mis manos. Aunque,  me gusta colaborar con otros compañeros en los proyectos y asi potenciarlos mas.

4. ¿Qué estilo te define más como arquitecto de interiores?
Me decanto por un estilo racionalista. Dando coherencia entre forma, función y construcción, eliminando los elementos innecesarios. Una pincelada de menos es mas.


5.  ¿Que es lo que mas te gusta de tu profesion?
Lo que más me apasiona es crear nuevas distribuciones. Según entro por la puerta de la vivienda o local del cliente comienzo a estudiar el espacio.  Cojo apuntes e ideas para obtener  el mayor potencial del mismo. Luego en la oficina, me siento delante del escritorio con una hoja en blanco y un lápiz e inicio a trazar líneas para crear ambientes funcionales y ergonómicos. Estudio el volumen, la línea, la geometría, la luz, la eficiencia energética... Es largo de contar. Se te pasan las horas sin darte cuenta.

6. Como te inspiras?
Mis inspiraciones provienen de todo lo que miro cuando paseo o viajo. Muchas veces me quedo mirando en algún punto arquitectónico interesante e intento descomponer sus capas y llegar al punto como fue ejecutado. Esa solución puede llegarme a favorecer en algún momento de creación. Por ejemplo una simple composición de unas ventanas de un edificio lo puedo trasladar al diseño de un baño. Me fijo en todo, siempre se debe de estar con los ojos bien abiertos. En cualquier momento te puede venir la inspiración para el siguiente proyecto.

7. ¿Qué importancia tiene conocer bien al cliente?

Para mi el cliente es el eje del proyecto. Sin él, ningún diseño podría llevarse a cabo. En el proyecto privado, cuando atravieso el umbral de la puerta por primera vez, como norma primero escucho todas sus necesidades, posteriormente comienzo a dialogar con el.  Le hago preguntas y propuestas acordes a sus inquietudes para asi obtener mas información, como vive, cuales son sus gusto, sus necesidades actuales, como utiliza esa vivienda,.... El cliente es el que va a disfrutar el espacio y quiero que se sienta cómodo en el.

8. ¿Es caro contratarte?
La sociedad piensa generalmente que contratar a un Arquitecto de interiores solo es para los poseedores de grandes fortunas. La culpa de todo esto lo tiene la televisión, pues los diseños de una vivienda siempre está asociada con algún famoso adinerado.
Y no estoy de acuerdo, pues todo el mundo puede contratarnos sin llegar a aumentar la factura final.
Contratarme para una obra  al final sale barato. Te voy a realizar un asesoramiento de tu espacio con la mejor solución, tanto funcional como estética. Voy a dirigir la obra desde el inicio, haciendo que te despreocupes totalmente. Te voy a asesorar en los materiales según tus predilecciones iniciales. Vas a notar un ahorro considerable en los materiales elegidos, pues trabajo con muchos suministradores y se dónde está el precio justo. Además con el diseño te voy a incrementar el valor del inmueble y vas a tener una garantía de todos los trabajos realizados.  Por eso matizo que contratarme al final sale barato.

Comentarios

Entradas populares

Páginas vistas en total